14/04/2017 00:17:17
GOBIERNO PROPONDRÁ ELIMINAR UNO DE LOS MULTIFONDOS Y ELEVAR EL TOPE IMPONIBLE
El proyecto del Ejecutivo contemplaría además que antiguos cotizantes participen en licitaciones de cartera. En el mundo político auguran un fuerte debate legislativo y expertos discrepan sobre implicancias constitucionales.
[+] Ampliar Imagen
Luego de que el miércoles por la noche la Presidenta Michelle Bachelet diera a conocer los ejes del proyecto que enviará al Congreso para mejorar las pensiones -que en lo grueso apunta a una cotización adicional de 5% administrada por el Estado-, ayer se conocieron una serie de ajustes adicionales que se incluirían en la iniciativa legal y que se relacionan tanto con la forma de distribución de los nuevos aportes al nuevo pilar colectivo solidario, el funcionamiento del sistema privado de AFP y el incremento de los ahorros.

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, dijo ayer que el proyecto debería estar en condiciones de ingresar al Parlamento en al menos tres meses. Sobre los cuestionamientos a los alcances constitucionales de la gestión estatal del alza en la cotización, de la que un 2% se destinará a la creación de un fondo colectivo, Valdés señaló ayer que se trata de un esquema similar al seguro de cesantía.

“Es una cotización de la seguridad social, que no es un impuesto, es un esfuerzo que hacemos todos para ayudarnos unos a otros dentro de un conjunto de personas”. Asimismo, desde Hacienda aclararon que los beneficios del nuevo pilar tendrán un tope de $ 120 mil y que en el diseño de su reparto habrán consideraciones de tramos de ingreso y género.


Entre los elementos adicionales que incluiría el proyecto destaca la intención del gobierno de eliminar uno de los cinco multifondos de AFP, con el objetivo de hacer más simple y eficiente al sistema.

Según comentaron en Hacienda, una alternativa que se evalúa es la eliminación del fondo B -el segundo más riesgoso del sistema, que invierte hasta un 60% en renta variable- para, eventualmente, fusionarlo con el portafolio A (el de mayor riesgo, con un límite de 80% para inversión en acciones), lo que implicaría una revisión de dichos topes según tipo de instrumento. En todo caso, se trataría de un cambio que requeriría un traslado gradual de activos.

Junto a ello, se limitaría la elección de fondos más riesgosos en edades próximas al retiro y se revalidará la estrategia de inversión por defecto y tránsito por el Fondo E (el más conservador, con un tope de 5% para inversión en acciones) al final de la vida activa.

Asimismo se planea aumentar de 2 a 4 años el período de licitación de nuevos afiliados y con la posibilidad de incluir en la subasta a una parte de los antiguos afiliados, de manera voluntaria. Aquí las opciones van desde que estos últimos elijan expresamente si participar o no de la licitación o bien establecer un mecanismo al azar (por sorteo) en el que los afiliados antiguos seleccionados tengan la opción de excluirse sí así lo explicitan.

También se buscará fortalecer la regulación de las comisiones de intermediación, controlando los conflictos de interés y transparentando los resultados de las inversiones de los fondos contratados y los procesos de selección de fondos.

Sobre las comisiones asociadas al retorno de los multifondos, en Hacienda aclararon que los cobros se harán sobre saldos, estableciendo límites superiores y rangos de rentabilidad que sirvan de base para cobros adicionales. Todo ello en relación a un benchmark de mercado diferente al actual y que asegure una mayor competencia de las AFP por obtener mejores rentabilidades.

Ajuste al tope imponible

Otra medida pensada para elevar los ahorros, y por esa vía las pensiones, apunta a igualar gradualmente el tope imponible de la cotización para pensiones al valor máximo fijado en el seguro de cesantía. Esto implicaría pasar desde los actuales 75,7 UF (cerca de $ 2 millones) a 113,4 UF (unos $ 3 millones), manteniendo la indexación al ajuste real de remuneraciones del Instituto Nacional de Estadístias (INE).

El tope imponible fija el monto máximo sobre el cual se calcula el 10% de cotización obligatoria de aporte a la cuenta individual y de salud. Por ello, si sube el tope aumenta la proporción de ahorro respecto del ingreso, lo que por un lado reduce el sueldo líquido de las personas pero mejora sus expectativas de tasa de reemplazo respecto de los ingresos.

Entre 1981 y 2008, el tope se mantuvo en 60 UF y tras la Reforma Previsional de 2008 se estableció un incremento anual de la renta imponible con base en variación del índice de remuneraciones reales determinada por el INE, a noviembre de cada año.

Independientes

Para los trabajadores independientes, el proyecto contempla una implementación gradual de la cotización obligatoria, de manera de acomodar los efectos en el mercado laboral. Según explicaron en Hacienda, los trabajadores independientes a honorarios se incorporarán a la cotización de 15% de manera gradual, a una razón que podría ser de 0,8% por año.

Para el resto de trabajadores independientes se implementarán medidas que incentiven la cotización, por ejemplo, reduciendo los costos de transacción con mecanismos simples y expeditos.

Afiliados y AFP

Por último, el proyecto del Gobierno contempla medidas para generar más participación por parte de los afiliados en decisiones de las AFP que administran sus ahorros. Esto a través de la elección de un representante de los afiliados en el Comité de Inversión y de Solución de Conflictos de Interés que tienen las AFP, y la participación de afiliados en proceso de elección de directores de las sociedades donde se invierten sus fondos, rol que se sumará a las tareas que hoy tiene la Comisión de Usuarios del sistema de pensiones.


Comentarios

Nombre :

Comentario :



Caracteres restantes: 1500
Tu Opinión nos Interesa, pero recuerda que Soberanía Radio no se responsabiliza por los comentarios emitidos y se reserva el derecho de publicar o eliminar aquellos comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios y/o que estén fuera de contexto.